recetasoriginales.com.

recetasoriginales.com.

Trufas de chocolate y jengibre confitado

Introducción

Las trufas de chocolate son un postre clásico que ha sido amado por generaciones. Son ricas, decadentes y siempre una delicia para el paladar. Esta versión de trufas de chocolate y jengibre confitado es una variación emocionante que hará que su postre sea aún más especial. Con el equilibrio perfecto de dulzura y especias, estas trufas son perfectas para cualquier ocasión.

Ingredientes Necesarios

  • ½ taza de crema para batir
  • 250 gramos de chocolate oscuro picado
  • 1 cucharada de jengibre confitado picado finamente
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • Una pizca de sal
  • Cacao en polvo para enrrollar las trufas

Preparación

En una olla pequeña, calienta la crema a fuego medio hasta que empiece a hervir. Coloca el chocolate picado en un tazón y vierte la crema caliente sobre él. Deja reposar por un minuto antes de revolver la mezcla hasta que el chocolate se haya derretido por completo.

Agrega el jengibre confitado picado, el extracto de vainilla y la pizca de sal a la mezcla de chocolate, y revuelve hasta que estén bien incorporados. Cubre la mezcla con una envoltura de plástico y refrigera por al menos dos horas.

Una vez fría la mezcla, usa una cuchara de galletas para obtener porciones parejas; haz bolas de chocolate del mismo tamaño y colócalas en un plato cubierto con papel encerado.

Coloca el cacao en polvo en un plato aparte. Toma cada bola de chocolate y rueda delicadamente en el cacao para cubrir todas sus superficies. Asegúrate de sacudir el exceso de polvo antes de colocarlas en otro plato.

Tips y Consejos

  • Para que las trufas de chocolate tengan un sabor más intenso, usa chocolate de alta calidad.
  • Si te gusta un sabor aún más fuerte, puedes agregar un poco de brandy o ron a la mezcla de chocolate antes de enfriar.
  • Si tienes problemas para enrolar las trufas de chocolate, también puedes usar un tenedor para cubrirlas con el cacao en polvo.
  • Estas trufas de chocolate y jengibre pueden durar hasta dos semanas en el refrigerador, por lo que son perfectas para tener a mano como un regalo inesperado o para darte un capricho en mitad de la semana.

Conclusión

Estas trufas de chocolate y jengibre confitado son una deliciosa variante del clásico postre de trufas de chocolate. Con la adición de jengibre confitado, obtienes un sabor extra que no encontrarás en ninguna otra trufa de chocolate. Sirve estas trufas en un plato de postre después de una cena especial, o llévatelas como un regalo sabroso para un amigo o ser querido. ¡Disfruta!