recetasoriginales.com.

recetasoriginales.com.

Tiramisú de limón y jengibre

Introducción

El Tiramisú es un postre italiano muy popular y delicioso que se compone de capas de bizcochos de soletilla empapados en café y crema de queso mascarpone. Sin embargo, en esta ocasión vamos a presentar una variante del Tiramisú tradicional, en la que la crema de queso mascarpone es sustituida por una crema de limón y jengibre, que le dará un toque fresco y aromático al postre.

Ingredientes

  • 12 bizcochos de soletilla
  • 200 ml de café espresso
  • 4 huevos
  • 120 gramos de azúcar
  • 400 gramos de queso mascarpone
  • 200 ml de nata para montar
  • La ralladura de 2 limones
  • El zumo de medio limón
  • 1 cucharadita de jengibre en polvo
  • Una pizca de sal

Preparación

Paso 1: Preparación del café

Lo primero que haremos será preparar el café y dejarlo enfriar. Para ello, podemos utilizar un café espresso o preparar un café más suave si lo preferimos. Una vez preparado, lo dejamos enfriar para que no esté caliente cuando empapemos los bizcochos de soletilla.

Paso 2: Preparación de la crema de limón y jengibre

A continuación, vamos a preparar la crema de limón y jengibre. Para ello, separaremos las claras y las yemas de los huevos. Batimos las yemas con 60 gramos de azúcar hasta que estén bien mezcladas y espumosas. Añadimos el queso mascarpone y seguimos batiendo hasta que esté todo bien integrado. En un recipiente aparte, montamos la nata con una pizca de sal hasta que quede firme. Añadimos la ralladura de los limones, el zumo de medio limón y el jengibre en polvo. Mezclamos todo bien y luego incorporamos las claras montadas. Por último, añadimos la mezcla de queso mascarpone y yemas, y mezclamos todo bien hasta obtener una crema suave y homogénea.

Paso 3: Montaje del Tiramisú

Ahora vamos a montar el Tiramisú. Para ello, mojamos los bizcochos de soletilla en el café frío y los colocamos en el fondo de un molde rectangular. Luego, añadimos una capa de la crema de limón y jengibre y repetimos la operación hasta que tengamos tres capas de bizcochos y tres capas de crema. Cubrimos el Tiramisú con papel film y lo dejamos enfriar en la nevera durante al menos dos horas antes de servir. Una vez pasado este tiempo, lo desmoldamos y lo decoramos con ralladura de limón y jengibre en polvo.

Consejos para la preparación

- Es importante que los bizcochos de soletilla estén bien empapados en el café para que el Tiramisú quede suave y cremoso. - Si no tenemos café espresso, podemos utilizar café soluble o incluso chocolate caliente para mojar los bizcochos. - Es fundamental utilizar los huevos a temperatura ambiente para que se monten bien las claras. - Podemos sustituir el jengibre en polvo por jengibre fresco rallado si lo tenemos en casa. - Podemos decorar el Tiramisú con frutas rojas o con trocitos de limón confitado para darle un toque más vistoso y colorido.

Conclusiones

El Tiramisú de limón y jengibre es una variante diferente y original de este popular postre italiano. La crema de limón y jengibre le da un toque fresco y aromático que lo convierte en una opción ideal para los días de verano. La preparación del Tiramisú es sencilla y no requiere de habilidades especiales en la cocina. Anímate a prepararlo y a sorprender a tus amigos y familiares con esta deliciosa combinación de sabores. ¡Buen provecho!