recetasoriginales.com.

recetasoriginales.com.

Sostenibilidad en la cocina: cómo contribuir con pequeñas acciones

Introducción

La sostenibilidad es un tema cada vez más importante en todos los ámbitos de nuestra vida y la cocina no es excepción. Cada vez son más las personas que se conciencian acerca de la necesidad de cuidar nuestro planeta y buscan maneras de contribuir con pequeñas acciones. En este artículo vamos a hablar sobre cómo podemos hacer nuestra cocina más sostenible.

Reduce el desperdicio de alimentos

El desperdicio de alimentos es un problema muy serio en todo el mundo. Según datos de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), se estima que un tercio de la producción de alimentos en el mundo se pierde o se desperdicia. Para reducir el desperdicio de alimentos en la cocina, podemos:

  • Planificar nuestras comidas: antes de ir al supermercado, podemos hacer un menú semanal y comprar solo lo que necesitamos. Esto nos ayudará a evitar comprar más de lo necesario.
  • Almacenar correctamente los alimentos: es importante saber cómo almacenar los alimentos en la nevera para que duren más tiempo. Por ejemplo, las verduras deben almacenarse en la parte inferior de la nevera y las carnes en la parte superior.
  • Utilizar los restos: muchas veces, los restos de comida pueden utilizarse para hacer otras recetas. Por ejemplo, las sobras de una ensalada pueden servir para un relleno de empanadas o las verduras que nos han sobrado pueden utilizarse para hacer un caldo.

Compra productos locales y de temporada

Cuando compramos productos de temporada y de la zona donde vivimos, estamos apoyando a los agricultores locales y reduciendo la huella de carbono de los alimentos. Además de contribuir a la economía local, los productos locales y de temporada suelen ser más frescos y tienen mejor sabor.

Utiliza alimentos orgánicos

Los alimentos orgánicos son aquellos que han sido cultivados sin el uso de pesticidas y fertilizantes químicos. Comer alimentos orgánicos no solo es más saludable para nosotros, sino que también contribuye a la sostenibilidad del planeta. Los pesticidas y fertilizantes químicos pueden contaminar el agua, dañar la fauna y la flora y afectar a la salud de los agricultores que los utilizan. Al comprar alimentos orgánicos, estamos apoyando un tipo de agricultura más respetuosa con el medio ambiente.

Reduce el consumo de carne

La producción de carne es una de las actividades humanas que más contribuyen al cambio climático. Según datos de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), la producción de carne es responsable del 14,5% de las emisiones de gases de efecto invernadero en todo el mundo. Reducir el consumo de carne (especialmente la carne roja) es una manera efectiva de contribuir a la sostenibilidad de nuestro planeta.

Utiliza utensilios sostenibles

Los utensilios de cocina también pueden ser sostenibles. Algunas opciones son:

  • Utensilios de madera: los utensilios de madera son una alternativa sostenible a los de plástico. Además, tienen la ventaja de que no rayan las ollas y sartenes.
  • Sartenes de hierro: las sartenes de hierro son duraderas, no se pegan y son una alternativa más ecológica que las de teflón.
  • Cubiertos reutilizables: en lugar de usar cubiertos desechables de plástico, podemos utilizar cubiertos reutilizables de madera o metal.

Aprovecha la energía

La cocina es uno de los lugares de la casa donde más energía se utiliza. Para reducir el consumo de energía en la cocina, podemos:

  • Utilizar la olla a presión: cocinar con una olla a presión nos permite ahorrar tiempo y energía. Las ollas a presión cocinan los alimentos más rápido y utilizan menos energía que las ollas convencionales.
  • Utilizar utensilios adecuados: utilizar utensilios que se ajusten al tamaño de la hornilla nos permitirá ahorrar energía. Por ejemplo, una olla pequeña en una hornilla grande requiere más energía para calentar el aire que la propia olla.
  • Aprovechar el calor residual: después de cocinar, podemos apagar el fuego unos minutos antes y utilizar el calor residual para terminar de cocinar los alimentos.

Conclusiones

Como hemos visto, existen muchas acciones que podemos realizar en nuestra cocina para contribuir a la sostenibilidad del planeta. Desde reducir el desperdicio de alimentos hasta utilizar utensilios sostenibles y aprovechar al máximo la energía, cada pequeña acción cuenta. Si cada uno de nosotros ponemos en práctica estas ideas, estaremos contribuyendo a un mundo más sostenible para todos.