recetasoriginales.com.

recetasoriginales.com.

Recetas con partes no convencionales del pollo

Introducción

El pollo es una de las carnes más versátiles que existen en la cocina. Habitualmente se utiliza para preparar platos tradicionales y convencionales, pero en la actualidad se está utilizando cada vez más en la elaboración de recetas innovadoras y creativas. En este artículo vamos a centrarnos en el uso de partes del pollo no convencionales para la preparación de deliciosas recetas sorprendentes y originales.

La piel del pollo

La piel del pollo es una parte que muchas veces se tira, ya que se considera poco saludable. Sin embargo, la piel del pollo es rica en grasas saludables y es perfecta para dar un toque crujiente a nuestras recetas. Una forma original de utilizar la piel del pollo es preparando chicharrones de pollo. Para ello, se debe cortar la piel del pollo en trozos, salpimentarla y freírla en aceite caliente hasta que quede crujiente.

Receta de chicharrones de pollo

  • 500 gramos de piel de pollo
  • Sal y pimienta al gusto
  • Aceite para freír

1. Cortar la piel del pollo en tiras o cuadrados pequeños.

2. Salpimentar al gusto.

3. Calentar el aceite en una sartén.

4. Freír la piel del pollo hasta que quede crujiente.

5. Escurrir los chicharrones en papel absorbente y servir como aperitivo o como acompañamiento de platos principales.

Las alas del pollo

Las alas del pollo son una parte muy popular en la cocina, pero habitualmente se preparan fritas o en salsa barbacoa. Si queremos sorprender a nuestros invitados, podemos prepararlas de una forma diferente. Por ejemplo, podemos hornearlas con una cobertura crujiente de cereales y hierbas.

Receta de alas de pollo con cobertura crujiente

  • 12 alas de pollo
  • 1 taza de cereales de maíz (cornflakes)
  • 1 cucharada de tomillo fresco
  • 1 cucharada de romero fresco
  • Sal y pimienta al gusto
  • Aceite de oliva

1. Precalentar el horno a 200ºC.

2. Triturar los cereales de maíz en un procesador de alimentos hasta que queden en trozos pequeños.

3. Mezclar los cereales triturados con el tomillo, el romero, la sal y la pimienta.

4. Pincelar las alas de pollo con aceite de oliva y pasarlas por la mezcla de cereales, presionando bien para que la cobertura se adhiera a las alas.

5. Colocar las alas en una bandeja para horno y hornear durante 30-40 minutos, hasta que estén doradas y crujientes.

Las patas del pollo

Las patas del pollo son una parte que muchas veces se utiliza para hacer caldo o para alimentar a nuestras mascotas, pero se pueden preparar de una forma deliciosa. Por ejemplo, podemos hacer unas patas de pollo a la parrilla con una marinada de jengibre y miel.

Receta de patas de pollo a la parrilla con marinada de jengibre y miel

  • 4 patas de pollo
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • 2 cucharadas de miel
  • 1 cucharada de jengibre fresco rallado
  • 2 dientes de ajo picados
  • Sal y pimienta al gusto

1. En un cuenco, mezclar el aceite de oliva, la miel, el jengibre rallado, el ajo picado, la sal y la pimienta.

2. Colocar las patas de pollo en un plato y cubrirlas con la marinada. Dejar macerar en la nevera durante al menos 1 hora.

3. Calentar la parrilla a fuego medio-alto.

4. Retirar las patas de pollo de la marinada y colocarlas en la parrilla. Cocinar durante unos 10-12 minutos por cada lado, hasta que estén doradas y cocidas por dentro.

5. Servir con una guarnición de ensalada y disfrutar de esta deliciosa receta.

Las crestas del pollo

Las crestas del pollo son una parte que muchas veces se tira, pero en realidad son muy sabrosas y se pueden utilizar en la elaboración de recetas originales. Por ejemplo, podemos preparar unas croquetas de cresta de pollo y setas.

Receta de croquetas de cresta de pollo y setas

  • 1 kilo de crestas de pollo
  • 200 gramos de setas
  • 200 gramos de mantequilla
  • 1 cebolla picada
  • 1 litro de leche
  • 150 gramos de harina
  • Sal, pimienta y nuez moscada al gusto
  • Aceite de oliva
  • Pan rallado
  • Huevo batido

1. Cocer las crestas de pollo en una olla con agua durante 30-40 minutos hasta que estén tiernas.

2. Limpiar y picar las setas.

3. En una sartén, derretir la mantequilla y añadir la cebolla picada y las setas. Sazonar al gusto.

4. Añadir la harina y mezclar bien. Añadir la leche poco a poco, sin dejar de remover, hasta obtener una masa espesa.

5. Añadir las crestas de pollo desmenuzadas y mezclar bien. Dejar enfriar.

6. Formar las croquetas con la masa y pasarlas por pan rallado, huevo batido y pan rallado de nuevo.

7. Freír las croquetas en aceite caliente hasta que estén doradas.

8. Escurrir en papel absorbente y servir caliente.

Conclusión

En definitiva, el pollo es una carne muy versátil que nos ofrece muchas posibilidades en la cocina. Utilizando partes del pollo no convencionales podemos preparar recetas originales y sorprendentes que harán las delicias de nuestros invitados. Anímate a probar estas recetas y disfruta de nuevas experiencias gastronómicas.