recetasoriginales.com.

recetasoriginales.com.

Presentaciones con estilo para tus reconfortantes platos de invierno

Introducción

El invierno es una estación que invita a pasar más tiempo en casa y a preparar comidas reconfortantes. Además, con la llegada de las festividades en diciembre, tenemos muchas oportunidades para preparar cenas especiales para nuestra familia y amigos. Las presentaciones también son importantes cuando se trata de impresionar a nuestros invitados, por lo que en este artículo hablaremos sobre cómo presentar nuestros platos de invierno con estilo.

Colores y texturas

El primer paso para crear una presentación atractiva es pensar en los colores y las texturas. En invierno, solemos usar ingredientes como raíces, tubérculos y hojas oscuras que pueden resultar un poco monótonos. Por eso, es importante combinarlos con otros ingredientes más coloridos, como calabazas, naranjas, granadas y arándanos. También es importante jugar con las texturas. Por ejemplo, podemos añadir crujientes, como frutos secos o pan rallado, a una sopa cremosa o adornar un plato con hojas de menta fresca para aportar un toque crujiente.

Ejemplo

Un buen ejemplo de cómo combinar colores y texturas en una presentación de invierno es el puré de patatas y calabaza con champiñones salteados. El puré de patatas y calabaza es de un color naranja oscuro y cremoso mientras que los champiñones salteados proporcionan un contraste crujiente y marrón oscuro. Para añadir un toque de contraste, se puede decorar el plato con hojas frescas de albahaca o cebollino.

Utensilios y vajilla

Los utensilios y la vajilla que usemos también son importantes para presentar nuestros platos de invierno. En general, se recomienda usar platos y cuencos con colores que contrasten con los alimentos y con texturas que resalten el plato. Otra idea interesante es usar elementos naturales y rústicos para presentar nuestros platos, como una tabla de madera o una cesta de mimbre. Además, podemos utilizar utensilios diferentes a los convencionales, como cucharas de bambú o cucharones metálicos.

Ejemplo

Si queremos presentar una sopa de invierno, podemos usar una taza de té grande en lugar de un cuenco convencional. Para decorar podemos poner una ramita de romero y una cucharada de crema en la superficie de la sopa. También podemos utilizar una tabla de madera como base para los platos principales, lo que le dará un toque nostálgico y hogareño al ambiente.

Arte y creatividad

Finalmente, uno de los puntos más importantes a la hora de presentar nuestros platos de invierno es el arte y la creatividad. No debemos tener miedo de experimentar y probar diferentes ideas, siempre teniendo en cuenta la armonía visual entre los diferentes elementos de nuestro plato. Por ejemplo, podemos utilizar técnicas de decoración de pasteles en nuestros platos, como hacer flores con zanahorias o hacer remolinos con salsas. También podemos decorar nuestros platos con pequeños elementos comestibles, como hojas de menta, semillas de granada o frutos secos.

Ejemplo

Un ejemplo de cómo utilizar el arte y la creatividad en la presentación de un plato de invierno es la ensalada de remolacha y naranja con una vinagreta de granada. Para la ensalada, podemos cortar la remolacha y la naranja en rodajas finas y disponerlas en forma de flor sobre un plato blanco. Para la vinagreta de granada, podemos decorar con semillas de granada encima de las flores de remolacha y naranja.

Conclusión

En resumen, presentar nuestros platos de invierno con estilo no tiene por qué ser complicado ni costoso. Simplemente tenemos que pensar en los colores y texturas, los utensilios y la vajilla, y el arte y la creatividad. Esto hará que nuestras comidas sean aún más apetitosas y sorprendentes para nuestros invitados. Así que ¡no tengamos miedo de experimentar y dejar volar nuestra imaginación en la cocina!