recetasoriginales.com.

recetasoriginales.com.

Pastel de queso y frutos rojos con almendra tostada

Ingredientes

  • 200 gramos de galletas digestivas
  • 125 gramos de mantequilla sin sal
  • 500 gramos de queso crema
  • 200 gramos de azúcar
  • 4 huevos grandes
  • 2 cucharaditas de extracto de vainilla
  • 250 gramos de frutos rojos (fresas, moras, arándanos, frambuesas)
  • 50 gramos de almendras laminadas

Preparación

Base de galleta

Primero, preparamos la base de galleta. Para ello, trituramos las galletas digestivas en un procesador de alimentos hasta que queden finamente molidas. Derretimos la mantequilla sin sal en un cazo a fuego lento y añadimos las galletas molidas, mezclando bien hasta que toda la mantequilla esté bien integrada.

Colocamos la mezcla en un molde desmontable y la presionamos con el dorso de una cuchara o con las manos, de modo que quede bien compacta y uniforme en el fondo del molde. Metemos en la nevera para que se enfríe mientras preparamos el relleno.

Relleno de queso y frutos rojos

En un bol grande, batimos el queso crema con el azúcar hasta que quede cremoso y homogéneo. Añadimos los huevos uno a uno, batiendo bien después de cada adición.

Añadimos el extracto de vainilla y mezclamos bien. Agregamos los frutos rojos y mezclamos con una espátula con movimientos envolventes, intentando que los frutos queden repartidos de forma uniforme por todo el relleno.

Sacamos el molde de la nevera y vertemos la mezcla de queso y frutos rojos sobre la base de galleta, nivelándola con una espátula. Espolvoreamos las almendras laminadas por encima del relleno y presionamos ligeramente para que se adhieran a la superficie.

Horneado

Colocamos el molde en el horno precalentado a 160 grados (con calor arriba y abajo) y horneamos durante unos 50-60 minutos, o hasta que el pastel esté cuajado y la superficie dorada.

Sacamos el pastel del horno y lo dejamos enfriar a temperatura ambiente antes de desmoldar y cortar en porciones. Podemos decorar con más frutos rojos frescos y unas hojas de menta si lo deseamos.

Consejos

  • Podemos usar cualquier mezcla de frutos rojos congelados si no tenemos frescos a mano. Es importante no descongelarlos antes de mezclar con el relleno, ya que soltarán demasiado jugo y pueden estropear la textura del pastel.
  • Podemos añadir también un poco de ralladura de limón o de naranja al relleno para darle un toque cítrico y refrescante.
  • Podemos sustituir las almendras laminadas por nueces, avellanas o pistachos, según nuestro gusto.
  • El pastel se conserva bien en la nevera durante varios días, pero es mejor sacarlo una hora antes de consumirlo para que vuelva a estar a temperatura ambiente y se ablande un poco.

¡Disfrutad de este delicioso pastel de queso y frutos rojos con almendra tostada, una receta original y perfecta para sorprender en cualquier ocasión!