recetasoriginales.com.

recetasoriginales.com.

Mousse de limón y albahaca

Introducción

Si eres un amante de los postres y siempre estás buscando nuevas ideas para sorprender a tus invitados, esta receta de mousse de limón y albahaca es perfecta para ti. Esta deliciosa combinación de sabores es refrescante y ligera, perfecta para cualquier temporada del año.

Ingredientes

  • 1 taza de jugo de limón fresco
  • 2 cucharadas de ralladura de limón
  • 1 taza de azúcar blanca granulada
  • 1/4 taza de albahaca fresca picada
  • 1/4 taza de agua fría
  • 4 huevos grandes
  • 1/2 taza de mantequilla sin sal
  • 1 taza de nata líquida
  • 2 cucharaditas de gelatina sin sabor

Preparación

Para empezar, debemos exprimir los limones y rallarlos para obtener su jugo y su piel. Dejamos esto a un lado y seguimos con la preparación de la mousse.

Paso 1: Preparar la base para la mousse

En una cacerola, mezclamos la taza de azúcar junto con la ralladura de limón y la albahaca picada. Agregamos un cuarto de taza de agua fría, revolvemos, y llevamos a fuego medio. Cocinamos hasta que el azúcar se disuelva por completo y la mezcla alcance el punto de ebullición.

Mientras tanto, en un tazón aparte, batimos las yemas de huevo hasta que queden espumosas y de un color amarillo claro. Agregamos la mezcla de azúcar caliente a la mezcla de huevo y mezclamos bien. Llevamos esta mezcla de vuelta a la cacerola y cocinamos a fuego medio hasta que la mezcla espese y se adhiera a una cuchara de madera. Agregamos la mantequilla y revolvemos hasta que se derrita. Finalmente, agregamos el jugo de limón fresco y mezclamos bien. Dejamos que la mezcla se enfríe a temperatura ambiente.

Paso 2: Preparar la nata y la gelatina

En otro tazón, batimos la nata líquida hasta que quede espumosa y con picos suaves. En un tazón pequeño, disolvemos la gelatina en dos cucharadas de agua caliente y dejamos que se enfríe.

Paso 3: Mezclar todo

Cuando la mezcla de limón y albahaca se ha enfriado, agregamos la gelatina disuelta y mezclamos bien. Agregamos lentamente la nata batida y mezclamos con movimientos suaves y envolventes hasta que quede suave y homogéneo.

Paso 4: Refrigerar

Colocamos la mezcla en un recipiente grande para mousse o en copas individuales y dejamos que se enfríe durante al menos cuatro horas antes de servir. Podemos decorar la mousse con trocitos de albahaca fresca, frutas o ralladura de limón.

Conclusión

La combinación de limón y albahaca es una mezcla perfecta de sabores que hará de esta mousse un postre que se convertirá en uno de tus favoritos. La textura es suave y ligera, perfecta para cualquier momento del año. Pruébala como un postre refrescante después de una cena pesada o como un bocado dulce en una tarde de verano. ¡Seguro que te encantará!