recetasoriginales.com.

recetasoriginales.com.

Enchiladas vegetarianas con twist de calabaza y queso fresco

Introducción

Las enchiladas son un platillo tradicional de la cocina mexicana que consta de tortillas de maíz rellenas de carne, frijoles o queso, y bañadas en salsa de chile. Sin embargo, en esta ocasión te propongo una versión vegetariana con un toque especial: twist de calabaza y queso fresco. La calabaza es una hortaliza muy versátil que puedes utilizar en diferentes preparaciones, desde sopas hasta postres. En este caso, la combinamos con el queso fresco, un producto lácteo de sabor suave y textura cremosa que complementa muy bien su dulzor. Esta receta es perfecta para aquellos que quieran disfrutar de una cena reconfortante y llena de sabor, pero sin necesidad de utilizar ingredientes de origen animal. Además, es bastante sencilla de preparar, así que ¡manos a la obra!

Ingredientes

  • 12 tortillas de maíz
  • 500 gramos de calabaza
  • 250 gramos de queso fresco
  • 1 cebolla
  • 2 dientes de ajo
  • 2 chiles poblanos
  • 2 chiles jalapeños
  • 1 lata de tomate triturado
  • 1 cucharadita de comino
  • 1 cucharadita de pimentón
  • Aceite de oliva
  • Sal y pimienta

Preparación

Paso 1: Prepara el relleno

Comenzamos pelando y picando la cebolla y los ajos en trozos muy finos. Los sofreímos en una sartén con un poco de aceite de oliva hasta que estén dorados. Mientras tanto, cortamos la calabaza en cubos pequeños y la agregamos a la sartén. Salteamos todo junto durante unos minutos hasta que la calabaza esté tierna. Cuando la calabaza esté lista, la mezclamos con el queso fresco desmenuzado y reservamos.

Paso 2: Prepara la salsa de chile

En una sartén aparte, tostamos los chiles poblanos y jalapeños hasta que estén ligeramente dorados. Los retiramos del fuego y los pelamos cuidadosamente para quitarles las semillas y las venas. Picamos los chiles en trozos pequeños y reservamos. En la misma sartén en la que tostamos los chiles, sofreímos otra vez la cebolla y el ajo hasta que estén dorados. Agregamos la lata de tomate triturado y dejamos cocinar durante unos minutos. A continuación, agregamos los chiles picados, el comino y el pimentón y mezclamos todos los ingredientes hasta que estén bien integrados. Salpimentamos al gusto y dejamos cocinar a fuego medio-bajo durante unos 10 minutos.

Paso 3: Arma las enchiladas

Precalentamos el horno a 200 grados Celsius. Tomamos las tortillas de maíz y las calentamos ligeramente en una sartén o en el microondas para que estén más flexibles. Colocamos una porción generosa del relleno de calabaza y queso fresco en el centro de cada tortilla y enrollamos para formar las enchiladas. Colocamos las enchiladas en una fuente para horno y las cubrimos con la salsa de chile. Espolvoreamos un poco de queso fresco por encima y horneamos durante unos 20 minutos o hasta que estén doradas y crujientes.

Consejos y sugerencias

- Si no tienes tiempo de preparar la salsa de chile desde cero, puedes utilizar una salsa ya hecha y agregarle un poco de comino y pimentón para darle un toque personal. - Puedes servir las enchiladas con un poco de arroz blanco y frijoles refritos para completar el plato. - Si te gusta el picante, puedes dejar las semillas y venas de los chiles para aumentar el nivel de picor. Si por el contrario no eres fanático del picante, simplemente omite los chiles jalapeños y utiliza solo los chiles poblanos. - Para una versión vegana de esta receta, puedes utilizar queso vegetal en lugar del queso fresco. - Puedes experimentar con diferentes tipos de calabaza, como la calabaza butternut o la calabaza kabocha, para darle un sabor diferente a la receta. - Si quieres darle un toque crujiente a las enchiladas, puedes freírlas en aceite caliente antes de bañarlas en la salsa de chile.

Conclusión

Las enchiladas vegetarianas con twist de calabaza y queso fresco son una opción deliciosa y nutritiva para aquellos que quieren disfrutar de un platillo típico mexicano sin necesidad de utilizar carne. La combinación de la calabaza y el queso fresco le da un sabor suave y dulce que se complementa muy bien con la salsa de chile. Además, esta receta es bastante sencilla de preparar y puedes personalizarla según tus gustos y preferencias. ¡Anímate a probarla y sorprende a tus amigos y familiares!