recetasoriginales.com.

recetasoriginales.com.

Consigue una presentación espectacular con las ideas de experimentación en consistencias

Introducción

Si estás cansado/a de presentar tus platos siempre de la misma manera, es hora de que experimentes con las consistencias. ¡Es posible lograr una presentación espectacular jugando con texturas, densidades y formas! En este artículo te enseñaremos algunas ideas creativas para que tus platos cautiven a la vista antes incluso de que tus comensales los prueben.

Consistencia líquida

La consistencia líquida es perfecta para crear contrastes con otros elementos de un plato. Además, existe una gran variedad de densidades y texturas entre las que puedes elegir. Aquí tienes algunas ideas para utilizarla:

Salsas y mousses

Las salsas y mousses pueden ser útiles para aportar humedad y sabor a tus platos, pero también para jugar con la presentación. Por ejemplo, puedes utilizar una salsa de mango para trazar una línea curva en un plato de pescado, o una mousse de remolacha para decorar un aperitivo.

Gelatinas

Las gelatinas son una alternativa interesante para crear formas y texturas más sólidas que una salsa o mousse líquida. Existen gelatinas de diferentes sabores y colores, pero también puedes elaborarlas con caldo de pollo o de pescado para dar un toque salado a tus platos. Utiliza moldes para darles diferentes formas y coloca las gelatinas sobre el plato de forma estratégica para que llamen la atención.

Consistencia cremosa

La consistencia cremosa es perfecta para crear contrastes entre diferentes texturas y consistencias en un plato. Además, es muy versátil y puedes encontrarla en multitud de alimentos. Estas son algunas de nuestras ideas favoritas:

Purés y cremas

Los purés y cremas pueden ser elaborados a partir de verduras, patatas, legumbres, etc. Son muy útiles para aportar cremosidad y sabor a un plato, pero también puedes utilizarlos para jugar con la presentación. Por ejemplo, puedes colocar una quenelle de puré en un extremo del plato y utilizarla como base para el resto de ingredientes. Otra opción es crear un surco con el dorso de una cuchara y colocar los alimentos sobre él.

Mantequilla y mayonesa

La mantequilla y la mayonesa son muy versátiles y se pueden utilizar en multitud de platos. Además, al ser cremosas, aportan una consistencia diferente al resto de alimentos. Por ejemplo, puedes utilizar una mayonesa de aguacate para decorar un plato de carne, o una mantequilla de hierbas para aportar sabor y aroma a un filete.

Consistencia sólida

La consistencia sólida es perfecta para crear formas definidas y estructuradas en un plato. Además, se puede encontrar en multitud de alimentos, no solo en los más obvios como la carne o el pescado. Aquí tienes algunas ideas para utilizarla:

Carnes y pescados

Las carnes y los pescados son los alimentos que más rápidamente asocian la mayoría de las personas con la consistencia sólida. Sin embargo, todavía se pueden jugar mucho con ellos a nivel estético. Por ejemplo, puedes dar forma a los filetes para que se asemejen a un rollito o enrollar tiras de carne para hacerlas parecer canelones. ¡Tu imaginación es el límite!

Verduras y frutas

Las verduras y las frutas también pueden tener una consistencia sólida interesante, por ejemplo si se asan o se hornean. Una zanahoria asada puede quedar estupenda si se corta en pequeños cilindros, por ejemplo. Incluso las frutas se pueden cortar y presentar de formas muy vistosas, especialmente si haces un mix de varias frutas de colores diferentes.

Conclusiones

¡Como habrás comprobado, jugar con las consistencias de los alimentos es una forma fácil y efectiva de darle un toque especial a tus platos! Además, tampoco es necesario que te compliques demasiado: un simple cambio de forma o la adición de una salsa pueden marcar la diferencia en la presentación. Recuerda que la comida también entra por los ojos, así que ¡manos a la obra y a experimentar!