recetasoriginales.com.

recetasoriginales.com.

Combina el sabor dulce de la calabaza con el picante del chile para esta sopa

Introducción

La combinación de sabores en la cocina es una de las cosas más fascinantes que pueden existir. La mezcla justa puede sorprender nuestro paladar y llevarnos a un universo de sensaciones que nunca antes habíamos experimentado antes. En este caso, te presentamos una deliciosa receta en la que vamos a combinar el sabor dulce de la calabaza con el picante del chile. El resultado es una sopa que sin duda alguna, vas a querer repetir. Prepárate para conocer esta original receta.

Ingredientes para la sopa de calabaza y chile

Para empezar, necesitarás reunir todos los ingredientes necesarios para preparar esta rica sopa. Aquí te dejamos la lista con todo lo que necesitas:
  • 1 calabaza mediana
  • 2 chiles serranos
  • 1 cebolla
  • 2 dientes de ajo
  • 4 tazas de caldo de pollo
  • 1/2 taza de crema
  • Sal y pimienta al gusto
  • Aceite de oliva

Preparación de la sopa de calabaza y chile

Ahora que ya tienes todos los ingredientes, es hora de empezar a preparar esta deliciosa sopa. Aquí te dejamos los pasos que debes seguir para lograr un resultado fabuloso:
  1. Corta la calabaza en cubos medianos, retira las semillas y reserva
  2. En una olla, agrega aceite de oliva y sofríe la cebolla, el ajo y los chiles, todos previamente troceados
  3. Agrega la calabaza y saltea por unos minutos hasta que empiece a dorarse
  4. Añade el caldo de pollo y deja que se cocine todo hasta que la calabaza esté blanda
  5. Retira del fuego y licua todo muy bien hasta que consigas una textura suave
  6. Finalmente, agrega la crema y sal y pimienta al gusto. Vuelve a calentar por unos 5 minutos más y ¡listo!

Sugerencias para servir la sopa de calabaza y chile

Ahora que ya tienes lista tu deliciosa sopa de calabaza y chile, es hora de ponerla en la mesa y ¡disfrutar! Para una presentación que sorprenda a tus invitados te sugerimos que la sirvas en platos hondos y los adornes con una cucharadita de crema y unas hojas de cilantro. También puedes acompañar la sopa con unos crujientes trozos de pan tostado. ¡Buen provecho!

Conclusión

Como hemos podido observar, esta sopa es un excelente ejemplo de cómo la combinación de sabores puede dar lugar a un plato lleno de contrastes y matices. El dulce de la calabaza junto al cálido del chile, hace que el paladar sea invadido por una agradable sensación. Esperamos que os haya gustado esta receta y os animéis a ponerla en práctica en vuestra cocina. ¡Que la disfrutéis!