recetasoriginales.com.

recetasoriginales.com.

Cheesecake de matcha y té verde

Introducción

El cheesecake es un postre clásico que no pasa de moda. Es una de las opciones más populares en la repostería debido a su textura suave y cremosa. En esta receta, vamos a combinar el sabor del matcha y el té verde para crear un cheesecake único y original que seguramente impresionará a tus invitados.

Ingredientes

  • 500 gramos de queso crema a temperatura ambiente
  • 150 gramos de azúcar
  • 4 huevos grandes
  • 1 cucharada de extracto de vainilla
  • 1 cucharada de matcha en polvo
  • 1 cucharada de té verde en polvo
  • 150 gramos de galletas de vainilla
  • 100 gramos de mantequilla sin sal
  • Crema batida y fresas para decorar

Preparación de la base

Empezamos la preparación del cheesecake por la base. Tritura las galletas de vainilla hasta que se conviertan en una mezcla fina. Derretir la mantequilla y añadirla a las galletas trituradas. Mezcla bien hasta obtener una masa uniforme. Prepara un molde para cheesecake y cubre la base con la mezcla de galleta y mantequilla. Presiona bien la masa con una cuchara para cubrir toda la superficie del molde. Coloca el molde en el refrigerador mientras preparas el relleno.

Preparación del relleno

A continuación, vamos a preparar el relleno del cheesecake. En un tazón grande, mezcla el queso crema y el azúcar hasta que la mezcla quede suave y cremosa. Añade los huevos uno a uno, asegurándote de que estén completamente integrados antes de agregar el siguiente. Agrega el extracto de vainilla y mezcla bien. Separa la mezcla de queso en dos tazones. En un tazón, agrega el matcha en polvo y mezcla bien. En el otro tazón, agrega el té verde en polvo y mezcla bien.

Montaje del Cheesecake de Matcha y Té Verde

Es hora de montar el cheesecake de matcha y té verde. Saca el molde con la base de galleta de vainilla del refrigerador. Vierte la mezcla verde preparada en el molde y extiéndela con una cuchara para nivelar la superficie. Luego, vierte la mezcla de matcha y extiéndela con cuidado sobre la mezcla verde, formando otra capa. Cubre el molde con papel aluminio y hornea el cheesecake durante unos 50 minutos a 160 grados Celsius (320 grados Fahrenheit).

Una vez que el cheesecake esté dorado y firme al tacto, sácalo del horno y deja que se enfríe a temperatura ambiente. Luego, colócalo en el refrigerador durante al menos dos horas, pero preferiblemente toda la noche, antes de servirlo.

Decoración

Antes de servir el cheesecake de matcha y té verde, decora la parte superior con crema batida y fresas frescas. Si lo deseas, puedes espolvorear un poco de polvo de té verde y matcha en la parte superior para añadir un sabor más intenso.

Conclusión

El cheesecake de matcha y té verde no solo es delicioso, sino que también es un postre muy saludable gracias a los beneficios del té verde. El matcha es rico en antioxidantes y también ayuda a reducir el estrés y la ansiedad, mientras que el té verde es beneficioso para el corazón y el sistema inmunológico. Así que no te sientas mal si te comes un trozo (¡o dos!) de este cheesecake de matcha y té verde. ¡Disfrútalo!